Políticas de Privacidad

Cada mañana encuentro en mi vida al DIOS DE LA VIDA!


Dios, como un Padre amoroso, no te pierde de vista y está siempre pendiente de ti y cuida de ti como una madre de su hijo pequeño. Por eso, debes vivir cada día bajo la mirada amorosa de tu Padre Dios. Hacerlo todo bien, con alma, vida y corazón por amor a Él. 


Hoy, he dado gracias a Dios por ti... ¿Sabes por qué?...

Porque...

 *      Tienes orejas para hacer tuyas las realidades de las personas y quererlas y amarlas como son, con sus dificultades y alegrías, con sus fracasos y sus posibilidades.
 *      Tienes ojos que miran a los demás con amor y acogen compasivos aquellas actitudes que están fuera de lugar, transformándolas en miradas de cariño, amor, comprensión, servicialidad...
 *      Tienes una boca que bendice, que habla bien de las personas que te rodean y con ella, sabes dar consejos, proclamar la Palabra...
 *      Tienes unas manos que saben acoger, acariciar, bendecir... tienes unos brazos que saben abrirse para llenarse de los demás, que saben trabajar y ayudar y cargar con el peso de los demás cuando ellos te necesitan
 *      Tienes unas piernas que te hacen moverte y no estar parado, que te hacen ponerte en camino e ir al encuentro del otro, al encuentro de Dios...
 *      Tienes un corazón y unas entrañas misericordiosas que te hacen sufrir con los que sufren, padecer con los que padecen y alegrarse y ser felices con los que viven la vida en búsqueda, con los que lo dejan todo para Seguirle...

Hoy en la mañana le di las gracias a Dios por ti... porque te ha hecho, me ha hecho, nos ha hecho a su imagen y semejanza, porque somos hermanos a pesar de todos Porque, es por medio de ti, como yo encuentro en mi vida al DIOS DE LA VIDA!

Gracias Dios por poner en mi camino a tanta gente que me recuerdan que TÚ estás vivo y sigues acompañándome en mi camino y haciéndote presente en cada uno de mis actos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...