Políticas de Privacidad

Deleitate en El Señor

La Palabra también enseña que “sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan” (Hebreos 11:6) - See more 



Salmo 37

Confía en el SEÑOR y haz el bien;
establécete en la tierra y manténte fiel.
4 Deléitate en el SEÑOR,
y él te concederá los deseos de tu *corazón.

5 Encomienda al SEÑOR tu *camino;
confía en él, y él actuará.
6 Hará que tu *justicia resplandezca como el alba;
tu justa causa, como el sol de mediodía.

7 Guarda silencio ante el SEÑOR,
y espera en él con paciencia;
no te irrites ante el éxito de otros,
de los que maquinan planes malvados.

8 Refrena tu enojo, abandona la ira;
no te irrites, pues esto conduce al mal.


Palabras claves de este pasaje:

  • Confiar
  • Hacer el bien
  • Deleitarse
  • Encomendar
  • Guardar Silencio
  • Esperar Pacientemente
  • Refrena tu enojo


Antes que Dios conceda los deseos de tu corazón debes aprender a confiar en el y saber que el tiene el control de tu vida. Como vas a recibir lo que tu quieres si ni siquiera confías en el. La obra de Dios es por medio de la fe y por esa fe tenemos confianza que somos hijos de un Dios vivo que creo todo el universo y que dio a su hijo Jesus en la cruz para que fuéramos salvos. Como no vamos a creer y confiar en el, si el nos demuestra cada dia regalandonos la vida y la salud que nos ama tanto.


Si vivimos en una vida llena de pecado y no hacemos el bien no podemos esperar que Dios nos de lo que nosotros queremos. Si no vivimos una vida agradable ante los ojos de Dios, estamos demostrando que no confiamos en Dios ni en su palabra.


La tercera condición es mantente fiel.
Dios no tiene nuestro horario, ni mucho menos trabaja de la forma en que nosotros queramos. Que seria de este mundo si Dios nos diera todo lo que queremos y al tiempo en que nosotros queremos. Seguramente ya se hubiera acabado el mundo. Debemos comprender que Dios es perfecto y nos ama sobre todas las cosas. El quiere lo mejor para nuestras vidas. Imagínate que tu hermano, hijo, padre te pide una pistola, tu de seguro no se la das por que sabes que eso puede arriesgar la vida de esa persona y de las personas que le rodean. De la misma manera trabaja Dios, muchas veces lo que nosotros queremos son cosas que atentan contra nuestra seguridad y con la seguridad de los demás.


Encomendar al Señor nuestro camino es muy importante. Una vez que hemos puesto en las manos de Dios todos nuestros deseos e ilusiones, debemos orar para que El nos prepare para recibir la bendición o deseo que estamos pidiendo. Todos los días debemos pedir que el nos ayude, nos de sabiduria e inteligencia para mantenernos en su camino y en su palabra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...