Políticas de Privacidad

Hoy es el día en que mi Dios Eterno me llene de bendición

Creo en tu amor para fortalecerme y mirar la angustia como un gigante derribado debajo de mis pies.


Regálame un día para bendecirme

a-No me dejes caer abatido por una enfermedad que postre mi vida.

-Que nuestros pasos estén bien firmes para que jamás resbalen.

c-Permítele a mi cuerpo disfrutar de buena salud calidad de vida, que todo lo que coma me sustente y no me haga daño.

d-Que nuestros hijos miren que son regalo de amor para nosotros y que son olivo verde en casa del Señor, permíteles mirar en mí, el favor de tu misericordia y tus grandes beneficios.

e-Quiero las alas del Águila y la fuerza del Búfalo  porque estoy dispuesto atravesar este día pese a la circunstancia de la vida y pasar al otro lado del nuevo día

f-Disfrutaré de una nueva mañana y del viento que en su recorrido me habla de ti, y del agua fresca que me habla de la frescura de tu presencia, del pan que pones en mi mesa, de tu misericordia que alegra mi corazón cada mañana.

g-Disfrutaré de los buenos amigos, de mis hijos y mis seres queridos, de los buenos tiempos que vienen de tu presencia y de las promesas que son semilla latente en mi corazón



Bendíceme…Para que contigo pueda vencer el día malo, el día de la angustia, el día de la batalla, de la tentación, el día de la enfermedad y de la escasez, solo te pido que me prepares  para que mi fe no desmaye y lléname de los nutrientes de tu espíritu y de la abundancia de tu sabiduría. “Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, y se traspasen los montes al corazón del mar.”

Bendíceme…Porque no quiero ser como aquellos que retroceden cuando miran y prefieren abortar los sueños y las promesas antes que perseverar y seguir luchando hasta ver la realidad de tú visitación en mi alma, estoy plenamente seguro que el día de la prueba lo hiciste para perfeccionarme y añadirme con tu buen espíritu lo que me hace falta.  Considera mis años de caminar contigo, mis diezmos y ofrendas que delante de ti he hecho.

Bendíceme…Para que no me falten las fuerzas en los momentos de  angustia en mi vida, porque mi mayor deseo es llegar al final honrándote, amándote, siendote fiel y haciendo lo que a ti Padre Celestial te agrada. No les permita a mis enemigos  que  canten victoria sobre mí, consideras sus amenazas y ven pronto en mi ayuda.

Bendíceme…Para creer que por más duro que sea el día de la angustia, mi corazón no se aferre a lo material, al oro, la plata y las riquezas de las naciones, porque a quién tengo yo en los cielos sino es a ti y nada fuera de ti deseo yo en la tierra. Adelántate ven pronto y llena los vacíos de mi débil corazón para que las tinieblas no ganen ventaja y llenen de malos pensamientos mi mente y me aparte del propósito eterno.


Fuente: http://elpoderdeunabendicion-gua.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...