Políticas de Privacidad

El amor


El propio Señor Jesús es nuestro ejemplo. Él no solo era considerado, bondadoso, tenía espíritu de sacrificio y era paciente, sino que también corrigió a su madre, utilizó un látigo en el Templo, regañó con severidad a sus discípulos que dudaban y denunció a los hipócritas. El verdadero amor espiritual es, por encima de todo, fiel a Dios y no se compromete con aquello que es perverso. ¡No podemos declarar: “Paz y seguridad” cuando en realidad hay una decadencia y una ruina espiritual!

El verdadero amor espiritual es difícil de ejercer porque no es nuestro amor natural. Por naturaleza amaríamos de forma sentimental y engendraríamos buenos sentimientos. Asimismo, muchas veces, el verdadero amor espiritual no se recibe en amor, sino que se odia de la misma forma en que los fariseos lo aborrecieron. Debemos orar para que Dios nos llene de su amor y nos capacite para ejercerlo sin disimulo con todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...